Estamos encantados de presentar nuestro proyecto innovador “ARCH: Llevando el patrimonio cultural a la era digital; Unificando el pasado, el presente y el futuro”, que tiene como objetivo involucrar y educar a los estudiantes de Educación Primaria de 9 a 12 años a través de una emocionante combinación patrimonio cultural y tecnología.

En nuestra primera reunión transnacional en Patras (Grecia), nuestro consorcio hizo un progreso significativo en el desarrollo del primer y segundo resultado del proyecto: una aplicación interactiva y un juego centrado en el patrimonio cultural. Estas herramientas educativas están siendo cuidadosamente diseñadas para despertar la curiosidad de los niños, fomentar el aprecio por el patrimonio cultural y brindar una experiencia de aprendizaje divertida.

Nuestra proyecto sirve como puerta de entrada a un mundo inmersivo de patrimonio cultural. A través de imágenes cautivadoras, contenido informativo y actividades interactivas, los niños se embarcarán en un viaje de descubrimiento. Tendrán la oportunidad de explorar varios sitios culturales parte del patrimonio cultural de varios países. Nuestra aplicación no es solo educativa; también asegura una experiencia entretenida que mantiene a los niños cautivados y ansiosos por aprender más.

Además de la aplicación, estamos trabajando en nuestro juego de patrimonio cultural. Este juego dinámico e interactivo invita a los niños a responder preguntas relacionadas con el patrimonio cultural de una manera divertida. Navegando por diferentes lugares y períodos históricos y profundizando su comprensión del fascinante mundo del patrimonio cultural. Nuestro juego intenta fusionar el entretenimiento con la educación, haciendo del aprendizaje una experiencia agradable y gratificante.

En este proyecto nuestra misión es inspirar a los niños a explorar y apreciar el patrimonio cultural, y creemos firmemente que ARCH logrará este objetivo. Al combinar el poder de la tecnología, las experiencias interactivas y el contenido educativo, nuestro objetivo es encender una pasión de por vida por el patrimonio cultural en las mentes de los jóvenes.